El fútbol y la tecnología o la tecnología y el fútbol. A pesar de que la ley de la propiedad conmutativa matemática dice que no altera el producto, en este caso sí que lo hace, y mucho. El fútbol en su versión marketiniana concebida como producto de entretenimiento ofrece innumerables posibilidades y amplía la dimensión del escenario en el que este se produce, respaldado íntimamente por los procesos tecnológicos.

Gracias a la tecnología se ha desarrollado un ecosistema digital en torno al fútbol en el que aún queda mucho por experimentar. A día de hoy, solo una parte de la tecnología se aprovecha para que el fútbol gane en espectacularidad. Cámaras de televisión súper desarrolladas que hacen que ver el fútbol desde casa sea todo un espectáculo, planos hasta hace poco inimaginables que se vuelven realidad gracias a los drones, retransmisiones de partidos a nivel global que parecen súper producciones con un sinfín de cámaras para no perder detalle de todo lo que pasa alrededor de un partido…. Y así hasta multitud de ejemplos en los que la asociación fútbol-tecnología sale a relucir.

La evolución de la industria debe tener unos protagonistas y en ese punto es en el que los conocidos como “players” tienen que ser partícipes y tomar la iniciativa. Patrocinadores, asociaciones, clubes de fútbol, instituciones públicas, empresas, medios de comunicación….Actualmente ya lo son y cada uno cumple con su rol para que todas las piezas del engranaje encajen y se produzca la magia del espectáculo.

Sin embargo, en ocasiones existen varios aspectos que no pasan desapercibidos por el espectador, que se siente parte integrante de un espectáculo en el que no se le tiene en cuenta con la importancia que se merece. Por este motivo es responsabilidad de los actores de la industria buscar el equilibrio para satisfacer a todas las partes. Algo que no es tarea fácil ya que nunca llueve a gusto de todos, pero que no debería pasar desapercibido para el sector.

Impulsar nuevas fórmulas para que la tecnología permita la participación del aficionado de una forma más activa y acercar más el fútbol al fan es clave para su desarrollo. En ese sentido, cada vez se están naciendo más iniciativas que van en esa dirección. Las redes sociales se han convertido en una sección con autonomía propia dentro del espectáculo que merece nuestra atención. Twitter no deja de ser el estadio más grande del mundo para la interacción, Facebook y la posibilidad que ofrece gracias a sus transmisiones en directo, las “stories” de Instagram para que los fans compartan la experiencia con los suyos, etc. Debería ser casi una obligación por parte de todos los que conforman este escenario explorar las nuevas posibilidades que éstas ofrecen para implicar al aficionado y hacer conseguir trasladar una mejor experiencia al público.

No es tarea fácil, pero en la aplicación de estas nuevas fórmulas con las que acercar más los aficionados a los clubes reside la clave. Actualmente existen soluciones tecnológicas que facilitan el acercamiento de “lo digital” a “lo físico”, superando esa barrera que a veces parece infranqueable. Las redes sociales pueden ser un buen medio para ello. La cantidad de contenido de calidad que se genera a través de los medios sociales acostumbra a ser efímera por su carácter temporal y no se aprovecha de la mejor manera. Una de las soluciones para conseguir enfrentarse al escenario aquí expuesto puede pasar por aprovechar el potencial del “user generated content”. Este es el contenido generado por los fans o por las comunidades en torno a marcas, artistas, famosos….y que satisface varios objetivos. Por un lado implica al fan, que se siente más partícipe de la experiencia gracias a su colaboración en el proceso de creación (sea un partido, una visita al museo del club, un evento…), y por otro, supone contenido que debe ser aprovechado y controlado por el propio club y que lo ayuda al cumplimiento de sus objetivos estratégicos.

Precisamente del impacto tecnológico en el fútbol se hablará en el World Football Summit, profundizando más concretamente en la nueva experiencia digital del aficionado, de cómo monetizar esas experiencias, del papel de los sponsors en este contexto y mucho más. Sin duda, un debate apasionante del que se espera dar un poco más de luz a un sector con un mundo de posibilidades a sus pies. Que ruede el balón y de comienzo el espectáculo. A partir de mañana, en las pantallas de #WorldFootballSummit con la tecnología de Pirendo.

 

 

Autor: Carlos Morales, Digital Marketing Manager en Pirendo