Qatar

¿Quién será el nuevo patrocinador de La Liga?
¿Quién será el nuevo patrocinador de La Liga? 960 640 World Football Summit 2017

El pasado septiembre, la entidad financiera BBVA anunció a los responsables del organismo que dejaría de patrocinar La Liga española a finales de junio de 2016.

Desde entonces se han ido llevando a cabo reuniones para buscar una marca sustituta que cumpla las condiciones marcadas por Javier Tebas, presidente de La Liga: que se trate de una marca que favorezca su crecimiento e internalización y que además aporte una cantidad similar a la desembolsada por BBVA que asciende a 23,5 millones de euros por temporada.

Javier Tebas reconoció que se había barajado la posibilidad de no contar para la próxima temporada con un patrocinador principal y si con varios “secundarios”, pero parece que las buenas relaciones que actualmente tienen con Qatar, han hecho que se replanteen esta cuestión.

Tras varias reuniones, el Emirato se convierte en el  candidato más firme a cerrar el acuerdo.  Actualmente patrocina al Fútbol Club Barcelona por una cantidad cercana a los 35 millones de euros, pero hay que tener en cuenta que las negociaciones entre Qatar y el FCB parece ser que se encuentran en punto muerto, ya que la recientemente presentada camiseta del club culé no muestra ningún logotipo en la parte frontal . Así, los representantes del país árabe estarían dispuestos a convertirse en el patrocinador principal de la Liga, firmando para ello un contrato que dejaría eliminada automáticamente cualquier posibilidad de renovar su patrocinio al Barça.

Por otro lado, las relaciones entre La Liga y Qatar se encuentran en un momento muy bueno, después de que beIN Sports, filial de Al Jazeera, de capital qatarí, consiguiera hacerse con los derechos televisivos del fútbol español para las tres próximas temporadas por la cantidad de 1.900 millones de euros para retransmitir los partidos en abierto.

Sólo es cuestión de tiempo ver quién consigue el preciado contrato pues también habrían rumores que apuntan a la posibilidad de que Mazda pudiera hacerse con el naming right de la principal competición española.